Gritaba un día una rana desde su pantano a los demás animales:

¡ Soy médico y conozco muy bien todos los remedios para todos los males !

La oyó una zorra y le reclamó:

¿ Cómo te atreves a anunciar ayudar a los demás, cuando tú misma cojeas y no te sabes curar ?