El Toro y el Ternero

Un toro se esforzaba con toda su fuerza por apretarse para pasar por un paso estrecho que conducía a su puesto. Un ternero joven subió, y ofreció ir antes y mostrarle el modo por el cual él podría lograr pasar.

-Evítate el problema,- dijo el Toro; -yo sabía cómo hacerlo mucho antes de que tú nacieras.-

Moraleja:

La sabiduría de nuestros mayores es muy apreciada, pero siempre abra jóvenes que también podrán aportar ideas nuevas para antiguos problemas. Deberíamos ser sabios pero no arrogantes.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Read more:
La Rana que Decía Ser Médico y La Zorra

Gritaba un día una rana desde su pantano a los...

cierva
La Cierva Tuerta

Una cierva a la que le faltaba un ojo pacía...

Close